Aficionados en el parque Martí 3No constituyen la solución definitiva, pero nadie puede negar que los refuerzos en el béisbol cubano han sazonado las últimas Series Nacionales, y cada equipo campeón mucho debe a los jugadores provenientes de otras provincias.

“No importan los escogidos, lo nuestro es discutir de pelota”

Así, el cierre del 2016 nos deja con cuatro tríos de elegidos para similar cantidad de elencos semifinalistas del torneo élite de la pelota criolla.

Ciego de Ávila, titular vigente, asumió como primera figura al guantanamero Julio Pablo Martínez, hombre seguro en el patrullaje del jardín central, un posible primer bate de excelencia, con tacto y agilidad en el corrido de las bases.

El cuerpo de serpentineros asume a otro pinareño: el diestro Erlis Casanova debe sumarse a la rotación de abridores, y de tener éxito, este pudiera ser su año consagratorio.

La otra opción asumida por el manager Roger Machado proviene de Isla de la Juventud: el defensor de la segunda base Dainier Gálvez, hombre rápido, con abundante ofensiva y mucho talento por exhibir.

Sin embargo, lo que vale de ahora en adelante es el comportamiento sobre el terreno. Los aficionados tienen abundancia de criterios, pero a partir del próximo 4 de enero tendremos la verdad sobre los diamantes.

¿Y usted, qué opina?

 


Guardar

Guardar

Guardar

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar