Bolivia 15Las imágenes no mienten. Bolivia, la nuestra, la avileña, sigue siendo bella. La bendición del esplendor natural lo contagia todo. Aún en sus deterioradas y patrimoniales casas la vida late como antaño.