mercedes-pinto

Cuentan que cuando Pablo Neruda la conoció en Chile quedó tan impresionado que le inspiró unos versos. En ese país publicó la novela Ella. Apasionada y comprometida con el movimiento feminista, del cual fue uno de sus pilares, sufrió el destierro desde 1924, por pronunciar en Madrid la conferencia El divorcio como medida higiénica. A partir de entonces, acompañada de sus hijos y de su segundo esposo, Rubén Rojo, comenzó a peregrinar por América Latina.