0403 Hugo FidelEl presidente Hugo Chávez siempre describió a Fidel como un padre preocupado por un hijo. La relación entre los dos mandatarios tuvo un carácter profundamente familiar, porque el Comandante cubano era un hombre de detalles.

De esos detalles de Fidel con todos, especialmente con Chávez, nos habla esta crónica del arañero de Sabaneta, donde describe a un líder revolucionario que cuida al camarada cuando está enfermo y que hasta le recomienda alguna que otra dieta.

Regalo de cumpleaños

Por Hugo Chávez Frías

Dos días antes de su repentina enfermedad recibí esta nota de Fidel, en Moscú. Me mandó un mensajero con ella. Casualidades, ¿no? Fidel es un detallista insigne. El regalo de mi cumpleaños me llegó a Moscú el mismo día de mi onomástico.

Él es así, tiene que llegar el día, no un día o tres días después. Él mandó a alguien a llevarme mi regalo y me lo entregaron el 28 de julio con una carta, y, además, una nota de puño y letra, cosas que no puedo leer aquí.

Ustedes saben que yo estaba en Buenos Aires con un mal de estómago el día que salí por ahí, cuando iba caminando con Kirchner. No sé qué me cayó mal, creo que fue en el avión, ¡pero terrible!, andaba grave, haciendo un esfuerzo.

Entonces, en la noche veo a Fidel, él me receta y me dio una cosa que él prepara, que llama “tsunami”. Me tomé dos “tsunami”, casi que un castigo. Y otra, una crema de arroz fría, esa sí me cayó muy bien, pero él la sabe preparar y la carga ahí.

Me puso a tomar crema de arroz fría y después el “tsunami”. En la mañana, me mandó para el desayuno otro “tsunami” y otra crema de arroz fría. Él tiene la falsa idea de que yo como mucho. No, yo no como mucho. Entonces, aquí me pone:

“Espero que hayas podido dominar tu feroz apetito —¡feroz apetito!—, y preserves lo más posible tu bienestar, que es imprescindible para el éxito de la gira. Te escribo estas líneas sentado en la cama y sin sueño, perdona la caligrafía, un millón de felicidades por tu cumpleaños. Saludos a todos. Un abrazo. Feliz sobrevuelo por encima de esa encendida región del Oriente Medio. ¡Hasta la victoria siempre! Fidel Castro, julio 25 de 2006, a las 7 y 38”.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar