Ola de pueblo con Fidel Pastor 1.jpg1Si el ser humano fuera ola —y lo está siendo hoy, primero de diciembre— Ciego de Ávila, en peso, habría quedado sumergido en un mar de pueblo —y así quedó— a partir de este medio día cuando, desde los límites con Sancti-Spíritus empezó a quedar pequeño el pronóstico de unos 160 000 avileños, procedentes de los 10 municipios, para rendir tributo al Comandante en Jefe, a todo lo largo de la carretera, ante el paso triunfal de sus cenizas.

Levantados desde la madrugada: hombres, mujeres, niños, jóvenes, ancianos... aguardaron la llegada del cortejo que, en sentido contrario a la Caravana de la Victoria, encabezada por Fidel en enero de 1959, lo conduce ahora rumbo al cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba.

“Lo duro no es este sol, que se equivoca si piensa que nos está quemando, duro es haber perdido —solo físicamente— al Líder Histórico de nuestra Revolución. Por eso esperaré aquí las horas que sean necesarias.” —afirmó Miriam Rives Rives, obrera gastronómica, minutos antes de que el primer vehículo del séquito funeral apareciera en la cresta del elevado avileño.

Exactamente a la 1:55 pm, el Comandante pasaba, indetenible como su vida entera, por la intersección que forman las calles Chicho Valdés (Carretera Central) y Maceo, donde 58 años atrás barbudos y pueblo se fundieron, durante un pequeño alto, en el avance victorioso hacia la capital cubana.

Miles de avileños colman, aún, las calles de la ciudad. Otros miles siguen custodiando el paso de Fidel. Camagüey y el Oriente cubano aguardan con la misma pasión.

Ola de pueblo con Fidel Pastor 22

Ola de pueblo con Fidel Pastor 7.jpg7

Ola de pueblo con Fidel Pastor 11

Ola de pueblo con Fidel Pastor 3

Ola de pueblo con Fidel Pastor 4

Ola de pueblo con Fidel Pastor 8.jpg1

Ola de pueblo con Fidel Pastor 6.jpg6

Ola de pueblo con Fidel Pastor 10.jpg1

Ola de pueblo con Fidel Pastor 9

 

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar