Miércoles, 20 de junio de 2018 9:15 AM

Por un actuar diferente ante el cambio climático

Indica Quintas Solá que ante la posibilidad de nuevas lluvias debe aumentar la percepción de riesgo en Ciego de Ávila

Más allá de adoptar estilos de trabajo atemperados a las circunstancias, la persistencia de las lluvias sobre el territorio de Ciego de Ávila demanda cambios culturales esenciales en la población que garanticen la preservación de vidas humanas y bienes, y con ello, liberar al Estado de una carga económica importante.

Así lo evidencian realidades como las de los municipios de Florencia y Chambas, donde los embalses Cañada Blanca y Chambas II están por encima de sus cotas habituales (101,3 y 101,8 por ciento, respectivamente), mientras El Calvario acumula el 98,03.

El cambio climático exige la asunción de modos de actuación diferentes, necesidad alertada, este jueves, por la comitiva encabezada por el General de Cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y Jefe de la Región Estratégica Central, durante una visita a territorios afectados por las inundaciones asociadas a la tormenta subtropical Alberto.

Osvaldo Ondarza Vergara, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Florencia, informó que empezaron labores para asegurar puentes, cuyas bases fueron socavadas; abrieron una Oficina de Trámites destinada a atender a los damnificados, y las autoridades del territorio han hecho acto de presencia en lugares de peligro para proteger a la población de posibles accidentes.

Otro elemento significativo fue la protección de los hidrogeneradores de la pequeña Central Hidroeléctrica Alzamiento de Jagüeycito, entidad que debe entrar en funcionamiento este fin de semana según Maribel Herrera, una de sus especialistas principales.

Las afectaciones en viviendas se desglosan en dos derrumbes totales y tres parciales, un derrumbe parcial de techo y cinco totales de techo, en tanto en la rama agrícola se estiman en 542 toneladas de cultivos varios, 214 canteros dañados en los organopónicos y 17,3 hectáreas de tabaco.

Félix Martínez Suárez, Viceministro de Finanzas y Precios, advirtió acerca de la importancia de que los campesinos se acojan a los beneficios de la Empresa de Seguros Nacionales porque al ganar en esa cultura les será más fácil recuperarse ante fenómenos climatológicos.

Aunque en ese municipio no existieron fallecidos por el fenómeno meteorológico, Quintas Solá hizo énfasis en la prevención de indisciplinas debido a la falta de percepción de riesgo.

“En los próximos días pueden volver las lluvias por lo que ahora hay que prepararse e incorporar las experiencias de Irma y de Alberto”, señaló, además, citó ejemplos negativos acontecidos recientemente que suscitaron innecesarias pérdidas de vidas.

Florencia presenta una situación compleja por el llenado de sus embalses, los cuales están aliviando. Al cierre del mes mayo se registraron precipitaciones sobre el territorio florenciano equivalentes al 330 por ciento de la media histórica (174,5 mm), o sea, aconteció el mayo más lluvioso en los últimos 30 años.

Con respecto al campismo, todavía el acceso no es posible debido a los deslizamientos de tierra. Fuerzas del Ministerio de la Construcción que laboran en el Canal Trasvase, al sur de la provincia, asumieron la extracción de desechos y obstáculos para recuperar cuanto antes el camino.

El viceministro de las FAR indicó que en lugares como el citado centro recreativo debe tenerse en cuenta la rápida evacuación de sus huéspedes cuando surjan situaciones similares para evitar que queden aislados en esos parajes.

Sobre las comunidades ubicadas en lugares altos, pero sin acceso cuando los ríos crecen, se orientó asegurarles con tiempo recursos vitales como agua, alimentos y la presencia de un médico para garantizar los primeros auxilios a quienes así lo requieran.

Equipo trabajandoEl camino hacia Boquerón todavía exige de mucho trabajo para su total recuperación

LA FURIA DEL JATIBONICO DEL NORTE

Más allá de la comunidad de El Lowrey, como a 300 metros del río Jatibonico del Norte, reside Fidelia Ulloa Rodríguez en una bonita y confortable casa de mampostería, cercana al camino hacia el campismo de Boquerón.

En los 20 años que lleva en ese lugar jamás vio algo similar: “La suerte fue que aquello empezó como a las 9:00 de la mañana. El río avanzaba hacia nosotros, llegó a la parada, luego al Vivero y ya a las 10:00 estaba en nuestra casa”.

Asegura Fidelia que no les dio tiempo a guardar nada y junto a su esposo, Antolín Nistal Díaz, subieron potrero arriba y no pararon hasta llegar a la casa de un hijo, donde preservaron la vida.

En cuanto a las pertenencias, perdieron, entre otros bienes, colchones, fogones, un televisor, y les llama la atención que sus animales se salvaron. Cuenta Fidelia que el río los espantó, se refugiaron loma arriba y cuando las aguas volvieron a su cauce todos retornaron a la casa en busca de comida.

Otro habitante de la zona, Alejandro Martínez García, relata que las aguas subieron a una altura de 40 metros con respecto a su circulación habitual. Aprendió que en tiempos de fuertes lluvias el lugar ya no es seguro. Urge evacuarse a tiempo.

DamnificadaEl agua rebasó la casa de Fidelia y llegó hasta el tanque ubicado sobre el techo de la vivienda. Ahora intenta recuperar algunas pertenencias


Comentarios  

# Erneso René Salcedo R 08-06-2018 08:36
Quinta Sola , siempre puntual en todos los casos .El cambio climático está aquí , estas y otras han sido super claras evidencias , para la provincia y el país .
Prof Salcedo .
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar