Lunes, 24 de septiembre de 2018 12:14 AM

Cultura aborigen con piel nueva en Ciego de Ávila

Un joven apasionado de las tradiciones ancestrales avileñas hace arte con la historia, mientras su proyecto toma solidez

La realización personal es para Aldo Ernesto Alonso Pérez algo secundario, lo primero en su vida es el arte. De su interés por la cultura precolombina cubana y los asentamientos aborígenes en Ciego de Ávila le han nacido varias ideas, mas, ninguna mejor fecundada que el proyecto que, hace apenas un año, lo trae entre un proceso creativo y otro.

"Jaragueyal, somos una identidad" es el nombre con que fue bautizada su creación y toma como referente al avileño poblado de Jicotea que, tiempo atrás, fue reconocido de esa manera. Se suman a la temática aborigen la producción plástica basada en personajes icónicos de la historia de la Isla como José Martí y Fidel Castro, empleadas a manera de performance, agrupando la obra de artesanos y pintores de la Ciudad de los Portales.

Porque la carrera de Aldo no ha sido trunca, a pesar de las veces en que proyectos anteriores carecieron del apoyo suficiente para “dar frutos”, es que siente placer absoluto cuando ve materializados sus sueños en los integrantes de "Jaragueyal…". Niños y adolescentes correspondientes a cinco enseñanzas escolares, entre ellas la Especial, encuentran en el modelaje el punto clímax luego de días de ensayos en los que los padres son también protagonistas.

El arte, como terapia, bien pudiera ser la esencia. Así lo demuestra uno de los pintores estudiantes de la escuela especial Camilo Cienfuegos, de la cabecera provincial, a quien la plástica parece sedarlo hasta casi olvidar por completo su hiperquinesis.

A Yusvania López Martínez, de doce años, el proyecto le ha venido como anillo al dedo porque, al fin, puede hacer lo que en verdad le gusta, opinión compartida por Daisy Pérez Rodríguez, una de las tejedoras del desintegrado proyecto Manos Mágicas y ahora parte de Jaragueyal…, a quien esta oportunidad le ha servido para no aburrirse en la casa y probarse con las agujetas para lograr el vestuario que el propio Aldo diseña.

• Sobre Manos Mágicas Invasor publicó: Artes Visuales en verano.

En varias ocasiones, el Museo Provincial Coronel Simón Reyes Hernández y la Biblioteca Roberto Rivas Fraga han fungido como los escenarios principales, contribuyendo a la maduración del colectivo, que trabaja en el rescate de tradiciones ancestrales desde el dos de febrero del pasado año.

Generalmente, el modelaje de las naguas, prenda común en las mujeres de la época en tiempos de período menstrual, según aclara Aldo, y la exhibición de otros atuendos inexistentes en aquel entonces, pero necesarios para la ambientación, se realiza de conjunto con algunos ritos y bailes como el areíto circular y el de la serpiente, además del curioso soplido del caracol, herramientas empleadas por los nativos para la comunicación con sus dioses, ahora en la actuación de diez muchachos y muchachas.

Con la colaboración de las direcciones municipales de cultura y educación, así como el Poder Popular en el territorio, "Jaragueyal, somos una identidad" comienza a “gatear”, mientras, de a poco, fluctúan los recursos materiales y también los humanos. Pero Aldo continúa trazando líneas a lápiz en un papel, o se desvela, quizás, imaginando un nuevo diseño, y se siente pleno porque según él “cuando uno sacrifica lo que es, por lograr bienestar en otros, se hace bien a sí mismo y hace de ello su carrera”.


Comentarios  

# barbaro martinez 12-09-2018 08:58
el termino RESCATE de tradiciones no es el adecuado.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar