Domingo, 23 de septiembre de 2018 8:20 PM

Creación musical al sur de Ciego de Ávila (+Videos)

La música es el resumen de todas las inquietudes humanas. Repletos de estas, autores, intérpretes, directivos de cultura y autoridades políticas y de Gobierno, en el municipio de Venezuela, en la central provincia cubana de Ciego de Ávila, se aventuraron este fin de semana a la realización de la XXXV edición del Festival de la creación musical Daniel Cruz Cosa.

Y lo lograron. Una escenografía con un ritmo simétrico conseguido en toda su esencia y, diseñada sobre la base de elementos con valor de uso dentro del espectáculo en que, se convirtió cada una de las tres noches de competencia, dio el primer pantallazo de satisfacción a los espectadores, al disfrazar una pista bailable, sin muchos atributos, y mostrarla como un gran anfiteatro donde todo tuvo tiempo y espacio bien marcado.

Una pequeña carpa, ubicada en el lateral derecho del escenario sirvió de set a la realización de sonido, las luces y la dirección artística, en esta oportunidad a cargo de Rodney Alfonso, director de la casa de cultura Libertador Simón Bolívar; en tanto un pabellón de mayores proporciones cobijaba al auditorio que disfrutó de las composiciones, cuyo sello distintivo fueron las letras maduras, liberadas de frases hechas y con la marca profesional del maestro Jesús Lacerda como orquestador.

Si se compara con ediciones anteriores, la de 2018 lo tuvo en cuenta todo, o casi todo: un guion coherente, una atinada dirección artística, calidad autoral e interpretativa, diseño de sonido y de luces, y el impacto en el público que se mantuvo atento y agradecido hasta el último minuto.

Lo dijeron los vítores y las ovaciones. Y eso es digno de elogio. Como lo es, también, la labor de la Empresa de Servicios Comunales a cargo de la limpieza del área. Solo hubiera sido necesario, para que fuera completa la primera impresión, darle “una manito” de pintura a los dos edificios que delimitan el lugar y forman, sin proponérselo, parte del andamiaje escénico.

No obstante, ese detalle, si se quiere minúsculo, cuando la austeridad de los presupuestos y las energías de comisiones organizadoras, torna minusválidos disímiles certámenes en la provincia, el Daniel Cruz Cosa demostró que para hacer se necesita, ante todo, querer hacer.

Acostumbrado como tiene a su público a la cortesía y el reconocimiento al mérito, el festival rindió tributo no solo a Daniel, sino también a su familia presente allí; y a Antonio Rosado, Tony para la mayoría, bardo local recientemente fallecido.

Entre otros aciertos contó, además, con las interpretaciones de Liduán Venegas Inda, Julio César Brown, el dúo de comediantes Los fonoaritméticos, la compañía de baile Danza Viva, y el apoyo de los instructores de Artes Plásticas de la Brigada José Martí.

Y para que la creación no se detenga, y la edición de 2019 supere las intenciones logradas en esta, quedó abierta la convocatoria a los compositores musicales de los 10 municipios avileños, cuestión que, desde la mirada de este redactor debía ser aprovechada por los creadores, en tanto el Daniel Cruz Cosa remontó vuelo hacia la excelencia y oportunidad como esta no es sabio dejarlas escapar.

 Premios del Festival

—Gran Premio: balada Amarte por siempre, de la autoría de Yanara Rodríguez de Pastor y Orlando García Cárdenas, en voz de este último.

—Primer lugar: balada Pobre diablo, con Roberto de la Cruz Cobo como autor e intérprete.

—Segundo lugar: balada Mariposa de lluvia, compuesta y defendida por Yelitza Pérez-Borroto Aquino.

—Tercer lugar: bolero-cha Ansias, de Youmel Sánchez Martí con el cual obtuvo, además, el Premio de interpretación.

—Premio al texto de mayor cubanía: bolero-cha No valen lamentos, creación de María Reyes Gámez, en voz de su hija Rosa Mary Leiva Reyes, con la cual recibió el Premio de la popularidad.

—Menciones del jurado para: baladas Divina mujer, de Roberto Conde Ramírez, defendida por Bárbaro Raudel Wilson Reyes; y Vivo por ti, compuesta e interpretada por Rosa María Guerrero Luis; y el pop-rock Escapa de mí, con Youmel Sánchez Martí en la doble condición de autor e intérprete.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar