Miércoles, 15 de agosto de 2018 5:14 AM

Vierten presas de Ciego de Ávila

Las dos presas que forman el conjunto hidráulico Liberación de Florencia, en Ciego de Ávila, vierten sus aguas por ocurrencia de las lluvias en las últimas semanas en el área de escurrimiento de ambos acuatorios.

El desembalse del vital líquido se realiza por predicción hidrológica para crear capacidades que permitan la regulación de avenidas en caso de que lleguen huracanes, ciclones o intensas precipitaciones en este periodo húmedo, fundamentalmente en los meses de mayo y junio.

Oscar Monteagudo Brito, director de la Unidad Empresarial de Base de Aprovechamiento Hidráulico, informó que “Liberación de Florencia” contiene hoy 81 millones 020 mil metros de metros cúbicos, por encima de los 79 millones 830 mil metros cúbicos que puede almacenar.

Ese reservorio, integrado por las presas Chambas II y Cañada Blanca, ubicado en Florencia, está por arriba de su capacidad máxima en nueve centímetros y vierte un gasto de 20,4 metros cúbicos por segundo, explicó Monteagudo Brito.

Según el boletín hidrogeológico la lámina real de lluvia de abril fue de 118.6 milímetros (mm) a nivel provincial, dato muy por encima de la media histórica del mes (53.6 mm).

Aguas abajo del conjunto hidráulico está instalada la mini hidroeléctrica Alzamiento de Jagüecito, la cual entregó al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) 1000 megawatt, en lo que va de año, aporte que reduce el uso de carburantes.

La capacidad de generación de esa planta, inaugurada el 29 de junio de 2003 y única en el territorio avileño, es de 11 megawatt/ cada 24 horas, por cada una de sus dos turbinas de generación.

Ciego de Ávila cuenta con los embalses artificiales El Calvario, Las Margaritas, Sabanas Nuevas, Puente Largo, Chambas II y Cañada Blanca, y con dos naturales: Laguna de la Leche y La Redonda.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar