Miércoles, 15 de agosto de 2018 5:15 AM

Sin rodeos (10 de mayo de 2018)

APAGONES FUERA DE PLAN

Los vecinos del reparto Ortiz, en Ciego de Ávila, pertenecientes al circuito Cinco de la distribución de electricidad, preguntan qué sucede en esa área que el fluido se interrumpe casi diario, y en ocasiones tres o cuatro veces seguidas, por espacio de pocos minutos, fuera de la programación habitual por reparación y mantenimiento de las redes. Si inquietan los reiterados apagones, más les preocupa el peligro que corren los equipos electrodomésticos. (ALEXEY)

FUGA AL POR MAYOR

Para vecinos del reparto 9 de Abril, en Ciego de Ávila, es una incógnita el destino de sendos salideros, aledaños a la escuela primaria y a la bodega de ese lugar, por donde se escapan, desde hace meses, volúmenes incalculables de agua, a pesar de que esa preocupación ha sido transmitida por diferentes vías y en distintos momentos, sin que, hasta ahora, haya aparecido una solución al problema. (PASTOR)

APRETADOS SOBRE RIELES

El tren que cubre el trayecto Ciego de Ávila-Morón, los domingos, en el horario de las 8:15 antemeridiano, por lo general, viaja con dos y medio coches, contando el destinado a la carga de bultos (Expreso), lo que obliga a los pasajeros a viajar en condiciones de mucha incomodidad; a lo que se suma la inexistencia de asideros de donde sujetarse para minimizar el constante zarandeo que ocasiona este medio. ¿Adónde fueron a parar los tubos que antes cumplían esa función? (FAJARDO)

OJO CON EL YOUGUR

El día 3 de mayo, Marilis González, quien reside en el edificio 4 apartamento 10, en el municipio de Bolivia, reportó a este medio de prensa, el mal estado del yogurt en venta, en la unidad de gastronomía Valle Grande, en dicho territorio. El alimento, a consumir por niños, ancianos, mujeres embarazadas, en fin, toda la población, se expendió en su precio habitual. Marilis (e INVASOR) cuestiona por qué se comercializa un producto sin la calidad requerida y si al salir del Combinado Lácteo, alguien comprobó el estado del mismo. (LISANDRA)

A TECHO ABIERTO

Trabajadores de la entidad y ancianos beneficiados por el Servicio de Atención a la Familia, en el comedor perteneciente a la Empresa de Comercio y Gastronomía de Bolivia, siguen preocupados por varias afectaciones en el techo de esa instalación, por donde penetra libremente el agua cuando llueve, con el consiguiente peligro para la elaboración de alimentos y para la seguridad de quienes laboran allí. (BATISTA)


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar