Michel TemerMichel Temer puede ya escribir su carta de renuncia a la Presidencia de la República y salir de la historia como merece: por la puerta del fondo, sentenció este jueves el diario digital Brasil 247.

El dictamen de la publicación se sustenta en el pedido que acaba de hacer el procurador general de la República (PGR), Rodrigo Janot, para que se levante el secreto de una conversación de Temer con el dueño del frigorífico JBS, Joesley Batista, en la cual avala el pago de una "mensualidad" a cambio del silencio del encarcelado exdiputado Eduardo Cunha.

En su condición de titular de la Cámara de Diputados, Cunha fue el principal socio de Temer en el golpe parlamentario perpetrado el pasado año contra la presidenta constitucional, Dilma Rousseff, sometida a un proceso de juicio político sin que se probara que cometió ningún delito de responsabilidad.

Con la divulgación de los audios, Temer no tendrá condiciones de permanecer un día más en el Palacio de Planalto y saldrá de la historia como merece: por la puerta del fondo, anticipó el diario.

La sede del ejecutivo, mostraron imágenes de la televisión, está rodeada desde las primeras horas de este jueves por efectivos del Ejército, ante la posibilidad de que se produzcan, allí, nuevas manifestaciones para pedir la renuncia de Temer y la convocatoria de elecciones directas ya.

De acuerdo con reportes de Globo News fueron ya presentados en el Congreso tres pedidos de impeachment contra Temer, quien —según versiones— cuenta con el respaldo incondicional del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, para impedir que esas acciones prosperen.

Temer tenía programados para esta jornada 18 encuentros con diputados federales y estaduales, y senadores de la República, pero canceló repentinamente su agenda y, de acuerdo con fuentes periodísticas, evalúa la posibilidad de hacer un pronunciamiento público, lo cual le fue desaconsejado por sus asesores.

El demoledor escándalo en torno a la JBS estalló la noche del miércoles, cuando la versión digital del periódico O Globo reveló que Temer compró el silencio de Cunha, preso y condenado a 15 años en la operación anticorrupción Lava Jato, y del operador Lúcio Funaro.

La información fue ofrecida a la PGR por uno de los dueños del frigorífico JBS, Joesley Batista, quien en marzo último grabó al mandatario brasileño cuando avalaba el pago por mantener callado a Cunha.

El Palacio de Planalto emitió una nota oficial, en la cual afirmó que el gobernante "jamás solicitó pagos para obtener el silencio" de Cunha y "no participó ni autorizó cualquier movimiento con el objetivo de evitar una delación o colaboración con la Justicia por el exparlamentario".

En la delación de Joesley apareció, también, el líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y excandidato presidencial derrotado en 2014, Aécio Neves,, quien fue grabado pidiendo al empresario dos millones de reales (más de 600 000 dólares) para cubrir los gastos de su defensa en la operación Lava Jato.

Por decisión del ministro de la Corte Suprema Edson Fachin, Neves fue privado este jueves de su mandato como senador federal y pudiera ser preso por obstrucción de la justicia.

 

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar