Fábrica de Conservas de Majagua AGS 8Trabajadores de la fábrica de Conservas de Majagua, en Ciego de Ávila, una de las más eficientes en Cuba en el procesamiento del tomate, crean las condiciones para el montaje, este año, de una nueva línea con capacidad para 300 toneladas diarias de frutas y vegetales.

La instalación, que este mes cumplirá 60 años de funcionamiento, elabora rodajas, segmentos, mermeladas y jugos a partir de la piña, pero la obsolescencia de su tecnología y poca presencia de la fruta impiden hoy degustar de esos productos.

A finales de la década de los 80 del pasado siglo, Ciego de Ávila llegó a cosechar más de 40 000 toneladas de piña, la mayor parte dedicada al procesamiento industrial.

Jorge González Armas, jefe de la fábrica, precisó a la prensa que, actualmente, dan un mantenimiento constructivo al centro, que comprende entre otras áreas, oficinas, cocina-comedor y bicicletero.

Señaló que se encuentran en los almacenes de la propia entidad las maquinarias procedentes de la República Popular China, de donde también vendrán los técnicos para realizar la modernización.

Mediante el montaje de la nueva línea, Conservas Majagua estará en condiciones de incrementar su ritmo de producción, que, en el caso del tomate, su habitual compromiso en la campaña es de unas 10 000 toneladas, cantidad que podrá ser triturada en sólo poco más de un mes, añadió González Armas.

Fábrica de Conservas de Majagua AGS 6Elio Gazapo Alfaro, ingeniero químico con 50 años de experiencia en la Industria Conservera, y de ellos 24 en la entidad majagüense, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que la inversión eliminará pérdidas millonarias a la agricultura y la industria.

Proporcionará, también, mejores rendimientos y permitirá disminuir los costos de transportación y enfrentar el pico de cosecha, pues el municipio dispone de excelentes tierras, en la zona de Mamonal, para el tomate, vegetal del que se siembran unas 700 hectáreas, como promedio cada año, y se obtienen más de 13 000 toneladas, dijo Gazapo Alfaro.

Además de llevar a cabo estas labores, se construye una conductora de agua desde el poblado de Orlando González hasta la fábrica para garantizarle el líquido, pues su actividad fabril se dificulta cuando hay períodos secos prolongados como el actual.

Tubos de polietileno de 200 milímetros de diámetro surcan una distancia de cinco kilómetros desde un pozo ubicado en una desactivada planta de hielo en la referida comunidad majagüense.

Roberto Vázquez Salas, especialista principal de la Empresa de Investigaciones y Proyectos Hidráulicos, puntualizó a la ACN que la conductora se diseñó para extraerle a la fuente de abasto 12 litros por segundos en 12 horas diarias de bombeo a la fábrica, con lo cual se satisfacen las necesidades de la producción.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar