images• “Los celos son, de todas las enfermedades del espíritu, aquella a la cual más cosas sirven de alimento y ninguna de remedio”, sentenció el filósofo, escritor, humanista, moralista y político galo del Renacimiento Michel de Montaigne (1533–1592), quien fuera un gran admirador de Virgilio, Séneca, Plutarco y Sócrates.