Fruticultores cubanos Pastor 1Atraídos por el modo en que Ciego de Ávila fomenta el cultivo de frutas, su comercialización y procesamiento industrial, en un sistema que integra armónicamente a diferentes estructuras de la base productiva con la empresa estatal socialista, más de 200 productores de todo el país convergen en esta central provincia, para intercambiar acerca de esos temas, durante el VII Encuentro Nacional del Movimiento de cooperativas de frutales.

La jornada sabatina incluyó visita a áreas dedicadas al cultivo de la piña

Enmarcado en tres jornadas, hasta este domingo, el programa inserta conferencias y razonamientos en torno a las prácticas agroecológicas, ventajas del empleo de los llamados jardines de frutales o bancos de germoplasmas, reflexiones sobre la necesidad de consolidar una cultura de la exportación entre quienes producen, así como los beneficios que reporta disponer de una red de minindustrias conserveras, para el mejor aprovechamiento de la producción en los mercados nacional y exterior.

Fruticultores cubanos Pastor 3El sábado la agenda también incluyó contactos con productores, visita a pequeñas fábricas, viveros, centros de beneficio y de producción de materia orgánica, además, al combinado de cítricos, ubicado en la zona de Ceballos, entre otros puntos de interés.

Entre los cultivos que Ciego de Ávila fomenta está la guayaba

De acuerdo con información ofrecida por Juan Carlos Alcolea Torres, funcionario del Comité Nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), a pesar de que todavía ese movimiento no ha logrado el empuje a que se aspira, están incorporadas a él 206 cooperativas en toda Cuba, con 4 512 productores que mantienen sembradas más de 14 000 hectáreas de frutales.

Fruticultores cubanos Pastor 2Según las estadísticas, para este año se ha contratado una producción cercana a las 93 000 toneladas.
Participantes en el evento, organizadores y directivos coinciden, sin embargo, en las apreciables reservas, aún sin aprovechar, que existen en el país para la producción y exportación en ese terreno.

Resulta vital disponer de minindustrias para el procesamiento de las producciones

Varios visitantes ponderaron los resultados avileños, en particular los de la Empresa Agroindustrial Ceballos, con unas 3 000 hectáreas dedicadas al cultivo de frutas que ayudan a satisfacer necesidades de la población, son comercializadas en otras partes del país o procesadas industrialmente; con participación, paralela, de más de una veintena de minindustrias, pertenecientes al sector privado, pero atendidas por la empresa y sujetas,igualmente, a los rigurosos requisitos de calidad, certificación de producciones y compatibilidad con el medio ambiente.

Fruticultores cubanos Pastor 4Por ello, durante el recorrido por áreas agrícolas, el joven cienfueguero Leandro Henrique Brito calificó como “un sueño” lo que estaba presenciando y —en alusión a las trabas que encuentra en su provincia, para la comercialización de frutas y el acceso a la divisa, para invertir— dijo que "le resultaría más fácil hacer un viaje a la Luna que lograr lo que han alcanzado los avileños”.

Aplicar, todo el tiempo, las mejores prácticas

Para demostrar que es posible concretar esas experiencias, hacer un mejor uso de la tierra, extender las buenas prácticas, utilizar cada vez más y mejor la ciencia, desatar los nudos que atan el desarrollo de las fuerzas y reservas productivas, es que tiene lugar el encuentro, según reiteró Idael Pérez Brito, viceministro de la Agricultura, en declaraciones a la prensa.

Fruticultores cubanos Pastor 5El evento está mostrando, asimismo, la posibilidad de rescatar un numeroso grupo de variedades, muchas de ellas escasas o, incluso, en peligro de extinción, tales como marañón, guanábana, anón verde y morado, mamey de Santo Domingo, granada, rolínea, pasa japonesa, ciruela enana, higo, maracuyá y grosella de la Florida, entre otras.

Visita a un centro productor de materia orgánica

Varios de esos temas deben ser objeto de análisis esta jornada dominical, durante una sesión plenaria que reserva espacio para dar curso a interrogantes y preocupaciones, valorar lo hecho y proyectar mejor las acciones sobre la base de lo que se ha dejado de hacer.

 

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar