Insulina azúcar Pastor 1 1Bajo un sol capaz de rajar una roca en dos y con polvo hasta en el blanco de los ojos, Osvaldo Martínez Socarrás, administrador de red en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Atención a Productores, en áreas del central refinería Ecuador detiene la moto cerca de las modernas combinadas Case y de los tractores Yto, saca un teléfono móvil y establece conexión con el dispositivo GPS de cada máquina, a fin de descargar las llamadas tramas.

“Este procedimiento —explica— permite realizar lectura para conocer el kilometraje recorrido, velocidad, trayectoria en el mapa y otras informaciones que luego, desde la oficina, subo a una página web, en La Habana, con ayuda de un programa, como medida para llevar un control estricto de cada medio y detectar las deficiencias o violaciones. También imprimo esos datos y se los entrego al director de la UEB y al especialista energético.”

Los GPS permiten acceder a valiosa información para mayor control y mejor uso del combustible

Esa es una de las ventajas que ofrece el empleo de la ciencia y la técnica para acorralar y reducirle terreno a un problema presente en todo el país: el deficiente control sobre el uso del combustible, tampoco resuelto, del todo, dentro del sector cañero azucarero en Ciego de Ávila, a pesar de lo avanzado.

Con 44 años en mecanización (nueve de ellos al frente de las Case), Pedro Luis López admite que la guerra se gana abajo, mediante cuentas bien claras con cada operador y noviero, trabajador encargado del equipo móvil que abastece en pleno campo.

Así, en coordinación con Isdel Rodríguez Aguilera, jefe del frente de corte, puntualiza, día por día, en qué área se trabajará y, según el estado de la plantación, el consumo de los medios que cortan.

“Al final de jornada tiene que coincidir la lista con el billete, reitera Isdel: si me cortaste tantas toneladas de caña debiste consumir tantos litros de combustible. Cuando hay deterioro en esa relación se hace el análisis y, en lo personal, le cobro al operador el diesel que le ha faltado, a razón de 25.00 pesos cada litro. Hoy la situación es incomparablemente mejor que en años anteriores.”

Lo más saludable, desde todos los puntos de vista, sería evitar que ocurra el hecho. Así lo recalcó, en visita reciente, Alfredo López Valdés, titular cubano de Energía y Minas, pero la práctica demuestra que para lograrlo no basta emplear bien la ciencia, implementar mecanismos de control o llamar a la conciencia individual.

Con resultados que lo ubican entre los operadores más productivos de Cuba y altos ingresos personales (respaldados, desde luego, por caña directa en central), Raúl Delgado Borges exhibe índices de consumo referenciales a escala nacional “porque el primer interesado en llevar el control del consumo soy yo; mis jefes pueden estar tranquilos, no necesito que nadie lo haga”.

¿Actúan todos los novieros con el rigor que dice hacerlo José Antonio?

Insulina azúcar Pastor 2 1Muy parecido opina el noviero José Antonio Rodríguez Echevarría, quien no está dispuesto a perder güiro, calabaza y miel (como suelen decir los guajiros) por desviar un porrón de diesel que ponga en peligro los 4 000 o más pesos que devenga mes por mes, haciendo, simplemente, lo que le corresponde. Por ello, su respuesta es criolla y tajante: “Combustible y lubricante, ni por la izquierda, ni por la derecha... esa no va conmigo.”

Aunque no satisfecho del todo, Yoel Hernández Leyva, especialista en el uso racional de la energía allí, le atribuye gran valor al parte diario que ofrecen jefes de pelotones y novieros, con nombre y apellidos del operador, combustible consumido, moto-horas, tiempo real trabajado en el día... así como a la rapidez con que actúa, en caso de anomalía, el personal de flota: mecanizador, energético, jefe de sala, representante de seguridad y protección, entre otros.

“A inicios de zafra separamos a un jefe de pelotón de preparación de tierra por violaciones en el uso de los portadores energéticos —comenta Yoel— y les aplicamos responsabilidad material a dos operadores de tractores Yto. Un tiempo atrás, andaban con un porrón en el equipo, ya no. Hemos realizado operativos y no se ha sorprendido a nadie fuera de base.”

De cualquier modo, cuidado con la confianza. El propio Ministro de Energía y Minas, y Félix Duarte Ortega, primer secretario del Partido en Ciego de Ávila, lo subrayaban en febrero, al examinar el asunto. Y la evidencia emergió allí, cuando representantes de Tranzmec hablaron de los 35 camioneros a quienes se les aplicaron medidas, cinco de ellos separados definitivamente por reincidir.

Durante la contienda anterior fueron procesados dos casos por los Tribunales en el municipio de Primero de Enero.

CON CIENCIA ORGANIZADA

Tanto el ingeniero Norelvis Gallo Saroza, director de la Empresa Azucarera en la provincia, como Osmel Hernández Cazañola, especialista principal en ella, consideran vital la planificación, organización y control de todas las actividades, en el contexto de una relación que debe ser cada vez más favorable, entre el combustible consumido y los valores producidos.

Por eso, al planificar el nuevo año no se admite sobregiro o incremento con respecto al real consumido antes, aun cuando el plan de producción sea más alto.

Uno de los resortes que sostiene tal decisión es la planificación en bloque de la siembra, cultivo, fertilización, cosecha... como alternativa para ejecutar de forma coordinada y consecutiva esas labores con mejor uso de los recursos.

Deja su saldo, además, la organización de la maquinaria en pelotones, para poner fin a la presencia de equipos aislados o a la proliferación de pequeños frentes de corte con el consiguiente aumento de gastos y pérdida de tiempo.

También incide la modernización del equipamiento. Cada tractor moderno “jubila” a cinco Yun o MTZ-80. Una combinada Case puede realizar el trabajo de cinco KTP. Y eso es ahorro.

Súmese la inversión en el llamado sistema de flota, para que cada equipo tenga un GPS, poder determinar la trazabilidad durante 24 horas y exigir uso óptimo de combustible mediante indicadores como la velocidad, moto-horas de labor, tiempo perdido o de inactividad con el motor funcionando.

Por eso, si la zafra anterior cerró con proporción de 1,45 litros de combustible por cada tonelada de caña producida, para esta se habla de 1,20, equivalentes a unos 250 000 litros menos, a pesar de que se planifican volúmenes superiores de azúcar.

Al menos en controles, la empresa se enmarca en los índices de consumo que fija el país. Pero, como insiste Gallo, “estamos conscientes de que el círculo no está cerrado, somos de los organismos que más combustible consumimos y no podemos ser ingenuos, sabiendo que las ventas en servicentros son mínimas, mientras los camiones y medios del sector privado no se paran.

“Otras empresas o sectores también reciben grandes volúmenes. Esperamos que cada uno haga lo que debe hacer. Aquí no estamos de brazos cruzados, porque en cada litro que nos desvíen los más perjudicados somos nosotros mismos, la economía de la nación y eso no podemos permitirlo bajo ningún concepto.”

 

Insulina azúcar Pastor 3 1

El diesel de la empresa viene para esto, no para ser desviado

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #5 Zeidel 20-03-2017 18:49
Excelente uso de la tecnologia en nuestro grupo Azcuba.
Citar
0 #4 Zeidel 20-03-2017 16:05
Esta es una muestra del buen uso de las tecnologias de la informacion. En particular nuestro grupo Azcuba esta a la par del avance tecnologico y del buen uso de las TICS.
Citar
0 #3 Sama 17-03-2017 20:46
La Empresa Azucarera de Ciego de Ávila también a la avanzada en la planificación, organización y control de combustible consumido y los valores producidos, con la utilización los GPS los cuales permiten acceder a valiosa información para mayor control y mejor uso del mismo.
Citar
0 #2 Zilda 17-03-2017 17:02
Ciego no deja de sorprender
Citar
0 #1 Zidania 17-03-2017 17:01
Tenemos que darle gracias a las tecnologias que nos permiten controlar.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar