Foto 1 Col MoradaCuando parecía que la sequía y escasez de recursos en Ciego de Ávila diezmaría buena parte de su agricultura, empresas del territorio muestran que las alternativas, también, pueden cosecharse

Las coles se cultivan sin la utilización de productos químicos, aseguran los directivos

Fue “de pasada”, no una exhaustiva ronda de preguntas y respuestas, pero haber recorrido en un día áreas de tres empresas, en Ciego de Ávila, ofrece la panorámica justa de cuánto se hace en la agricultura que solemos juzgar casi siempre desde la mesa, y casi nunca desde el surco. Aunque, ciertamente, el fruto que no logre hilvanar ese trayecto deja, cuando menos, una duda razonable sobre la veracidad de lo que se cosechó.

Pero, por ahora (en este texto, al menos) olvidemos por qué puede haber mucha col en un campo y ninguna en la placita. Situémonos solo en el surco o en el realengo, término con el que los guajiros denominan esa franja de tierra que colinda entre los sembrados y que muchas veces luce infértil, por despoblada. Pues, en la Empresa Agropecuaria Arnaldo Ramírez, dichos espacios darán tantos... o más frutos que sus tradicionales áreas cultivables. Un dato lo valida: poseen 300 hectáreas de papa sembrada (de las 852 de la provincia) y 242 hectáreas aledañas a sus cultivos, antes ociosas, que ya plantaron, fundamentalmente, de mangos.

Al incumplir sus ventas, apostaron por la siembra de frijoles en pleno agosto y, de secano, obtuvieron rendimientos favorables que le permitieron “respirar”; aire que insuflarán, también, a los plátanos, debido a que, intentando diversificar productos y lograr el escalonamiento de esa vianda para que tenga mayor estabilidad en el mercado, plantaron 70 hectáreas próximas a cosecharse y continúan en el empeño.Foto 2 Cosecha de la Col

Jorge Maceo Lorenzo, director de una de las entidades más productoras del territorio, afirma que todas las alternativas son válidas y todos los esfuerzos van encaminados a incrementar volúmenes y ganancias en una empresa donde el salario medio está calculado en 919.00 pesos.

La cosecha de coles es un incentivo para sus trabajadores, vinculados a los resultados productivos del suelo

Cercano a sus tierras, la emblemática Empresa de Cultivos Varios La Cuba desarrolla un extenso programa de granos que se ha visto frenado, de momento, por las demoras en la licitación e importación de un secadero y, ante su falta, continúan secando los frijoles en el suelo (razón que no aconseja incrementos desmedidos), pero aprovechando, también, las áreas limpias montadas bajo las máquinas de riego que comienzan a dar otros frutos, además de frijoles.

Carlos Blanco Sánchez, director de la entidad, enumera el melón de agua, la zanahoria, la remolacha, la berenjena, el tomate, la calabaza, el pepino, la col verde y la col morada; vegetal que, por primera vez, se siembra en esta provincia, con único destino hacia el Turismo que todavía sigue importándola. El resto de las hortalizas y vegetales que abarcan unas 47 hectáreas cubrirán los dos destinos, confiesa.

El proyecto de granos que abarca un área de 2 600 hectáreas ya yiene la mitad de esa área desbrozada de marabú y unas 13 máquinas de riego (cada una alcanza 63 hectáreas) ya se han montado, aunque solo bajo cinco de ellas se cultiva el frijol, asegura Carlos, quien refiere que, gracias a la tecnología, los resultados han sido alentadores.

En parte de esa área, nombrada Tres Marías, se observan malangas y maíz tierno, una alternativa socorrida para que, de manera escalonada, todos los meses se comercializaran unas 400 000 mazorcas en los mercados del territorio. Tales estrategias han encontrado aplausos en una empresa donde el salario representa el 46 por ciento de sus gastos.

Foto 3 Máquinas de RiegoAun cuando la Empresa Integral Agropecuaria Ciego de Ávila (antigua El Mambí), como estructura, es de reciente creación y no puede compararse en tiempo y resultados con La Cuba y la Arnaldo Ramírez, sus terrenos también acogen un área especial de vegetales que llega a 40 hectáreas, y exhiben quimbombó, habichuela, tomate, rábano, lechuga, cebollino, zanahoria, remolacha, lechuga y col.

Bajo las máquinas de riego en La Cuba no solo nacen frijoles

Su director, Ariel Nieves Concepción, explica que el escalonamiento de esas cosechas permitirá poner a la venta entre 30 y 50 toneladas de vegetales cada mes (menos si es de hoja) en las placitas de la provincia.

El despegue ha sido meritorio. De los 60 000 pesos que tenían planificados en utilidades, debido a estas y otras alternativas, que incluyeron limpiar los campos de marabú y comercializar el carbón de esa planta invasora, la entidad logró más de 1 900 000 pesos. “Es que hay que proponerse metas pa´ salir adelante”, resume Ariel.



Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #3 brmh 10-01-2017 09:03
que paso con el mambi , si se que la desintegraron pero como y por que .
al igual que que la empresa integral, como nacio , como fue el proceso de creacion.
¿ como pude ser que dos acontecimientos importantes, la desintegracion y CREACION de una empresa agricola no se les haga un ANALISIS periodistico ?

LESTER , MUCHAS GRACIAS

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar
0 #2 Lester 09-01-2017 19:38
Bárbaro: te cito el párrafo. Quizás leíste con "mucha prisa": Aun cuando la Empresa Integral Agropecuaria Ciego de Ávila (antigua El Mambí), como estructura, es de reciente creación y no puede compararse en tiempo y resultados con La Cuba y la Arnaldo Ramírez, sus terrenos también acogen un área especial de vegetales que llega a 40 hectáreas, y exhiben quimbombó, habichuela, tomate, rábano, lechuga, cebollino, zanahoria, remolacha, lechuga y col.
Citar
-1 #1 brmh 09-01-2017 17:19
que paso con el MAMBI ?, la desintegraron por perdidas ?
como fue el proceso de CREACION de la nueva empresa ?

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar