DSC3351Varios sectores de la Economía y los Servicios en Cuba sustituyen importaciones en 2016 con el empleo de surtidos proporcionados por la Unidad Empresarial de Base (UEB) de transformado del acero, de la empresa mecánica en Ciego de Ávila.

Edel Toledo Franco, jefe del grupo de producción en la UEB avileña Indalecio Montejo, informó a la ACN que confeccionan silos, conductos y naves, con todos sus elementos, para una fábrica de pienso en Camagüey.

"El colectivo apoya, además, el programa nacional de construcción de viviendas con la confección de vigas, caballetes y tejas de zinc galvanizado para techos", precisó Toledo Franco.

"Este año el compromiso es elaborar 4 320 módulos de cubiertas de casas, de los cuales ya se han entregado 2 800 y no habrá dificultad para completar lo previsto", aseguró.

"También fabricamos las estructuras que soportan las básculas, en este caso son para el sector de la Agricultura, y los tubos de acero utilizados en la producción del mobiliario escolar del venidero curso", dijo el directivo.

Según datos estadísticos, una tonelada de tubos le cuesta al país unos 1 500 dólares en el mercado exterior, sin embargo, comprar una bobina de acero y elaborar en Cuba igual cantidad, economiza 160 dólares en cada una.

Carlos Patys Guerrero, director de la UEB de muebles en la provincia, señaló que hasta la fecha no existen problemas con la entrega de esa tubería, destinada a la confección de sillas, mesas y literas para la Universidad de Ciencias Médicas y la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar Marina Samuel Noble en el territorio.

Dada la importancia de su funcionamiento para la economía y los servicios, la UEB avileña es una de las entidades respaldadas con el ciento por ciento de la electricidad, en momentos de limitaciones relacionadas con la disponibilidad de portadores energéticos.

Este beneficio para cumplir los planes significa un compromiso de todos los trabajadores, quienes desde el primero de julio último pusieron en práctica medidas en aras de reducir gastos que no son imprescindibles y de aprovechar más los recursos disponibles.

Entre esas acciones se encuentran la colocación de tejas traslúcidas en los techos de los talleres de producción para aprovechar más la luz solar, y el apagado del compresor en el horario de almuerzo, y de las tres neveras durante el día, sin peligro para los alimentos, disposiciones que ahorran diariamente 630 y 150 kilowatts, en ese orden.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar