39177 fotografia gWilliam Granda, capitán de la selección cubana de baloncesto rama varonil, buscará agenciarse su décima corona en la Liga Superior de Baloncesto (LSB), esta vez como integrante de la representación de la provincia de Matanzas.

El sempiterno escolta de los Búfalos de Ciego de Ávila, ahora refuerzo del conjunto conocido como La Maquinaria Roja, vivirá desde el sábado próximo una experiencia diferente, cuando dispute en defensa de otra chamarreta su duodécima final al hilo.

Granda, de 32 años de edad, manifestó en declaraciones exclusivas a la ACN que asume el reto con el mismo ímpetu de siempre, aunque admite sentir sensaciones desconocidas al interactuar sobre la cancha con coequiperos inusuales, a los cuales cataloga de “jugadores talentosos”.

Sería inmensamente feliz si ganara con Matanzas, dijo el acostumbrado campeón, quien, además, alberga experiencia como miembro del equipo profesional Club Atlético Tabaré, franquicia perteneciente a la ciudad de Montevideo, en Uruguay.

Allen Jemmott, director técnico (DT) de La Maquinaria, elogió el trabajo del excelso anotador, quien mostró en las semifinales del baloncesto cubano la entrega característica, pese a afrontar algunos problemas físicos que le impidieron rendir al ciento por ciento.

Sobre el nombramiento como nuevo jugador de Matanzas, Jemmott, otrora acompañante de Granda en su etapa de deportista, alegó no haber pensado dos veces para sumarlo a sus discípulos, de cara al complicado pulso que sostuvieran, luego, ante Villa Clara por el pase a la discusión del cetro.

La final de la LSB entre Matanzas y su similar de Pinar del Río iniciará el primero de abril en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Ormani Arenado Llonch, de la ciudad más occidental de Cuba.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar