Cuba vibra• Ciego de Ávila cerró el año cultural con alegrías y pesares. A continuación, un recorrido rápido por los principales hitos

Magnífico cierre para el año la presentación de ¡Cuba Vibra!

Hay dos formas de entender un año cultural. Como todo en la vida, supongo: luces y sombras, dulce y salado, feliz e infeliz. Podría una arrimarse al recuento de las tantas veces en que se abrieron los telones, se llenó una plaza o una galería, y sentirse inmensamente dichosa. Pero también podríamos detenernos a echarle sal a las heridas abiertas de teatros cerrados, cines silentes y espectáculos malogrados, y trastocar la complacencia en un rictus de desazón.

Cualquiera de las dos orillas contiene, en sí misma, altas dosis de injusticia; para con el público (que se merece una programación estable y de calidad) y para con las autoridades del sector (que trabajan aunque no siempre se reconozca su esfuerzo). Hagamos, entonces, un ejercicio de equilibrismo, y desandemos, hacia atrás, la cuerda floja de 366 días en que la Cultura no nos dejó impasibles —a saber si por defecto o por exceso—.

Coincidirán conmigo en que tres momentos del año se robaron los seguidores (si tan solo tuviéramos uno). En abril, el esperadísimo Festival Piña Colada trajo a escena intérpretes y agrupaciones de calibre nacional y del patio. Disfrutamos, por primera vez, de la inigualable Ivette Cepeda, gozamos con la fiesta interminable de Interactivo, asistimos al virtuosismo en el tres de Pancho Amat, nos dejamos enamorar, otra vez, por Polito Ibáñez; y bailamos hasta la deshidratación con Leoni Torres, Havana D´Primera, Maykel Blanco y Will Campa.

Piña Colada: un abril que destrozó la tranquilidad

El sabor final del evento nos dejó la sensación de haber presenciado uno de los mejores, desde que Arnaldo Rodríguez lo fundara de conjunto con la Dirección Provincial de Cultura y otras organizaciones como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y la Asociación Hermanos Saíz.

Sin embargo, no sería hasta finales de 2016 que la ciudad cabecera volvería a vibrar, después de un verano, digamos que demasiado tranquilo para mi gusto. Primero con la algarabía en una noche interminable de muñecos animados y luego con los tacones de Lizt Alfonso Dance Cuba apabullando el tablado del Principal.

Yosbani Abril y su “tropa”, contra todos los malos agüeros de guaguas que no llegan y artistas que se quedaron con ganas de estar, logró desperezar varios espacios, como buen titiritero que es, moviendo los hilos de los afectos cuando los títeres se reúnen al centro.

Títeres al centro: Recompensar la tenacidad

Eldys Cuba en Opalín y el diablo. Títeres al CentroLizt Alfonso, por su parte, obsequió al público con un espectáculo diseñado y probado con éxito en grandes escenarios del mundo, lo que no hace, sino confirmar la calidad de su colectivo y la vocación humanista de un proyecto social que siembra en el alma de sus artistas la generosidad de compartir su talento, lo mismo en Nueva York que en Ciego de Ávila.

Ciego de Ávila bailó, cantó y vibró con Lizt Alfonso

En el intermedio de estos tres sucesos, varios municipios tuvieron sus festividades tradicionales, sumun de la alegría en esos territorios adonde, desafortunadamente, llega muy poco de lo que se programa en la capital provincial —unas veces condicionado por limitados recursos materiales y financieros, y otras por ineficiente gestión de los responsables—.

Eldis Cuba repitió su participación en la Jornada Títeres al Centro

Así, Baraguá festejó sus raíces caribeñas el 1ro de agosto, con dulces y calipso, Venezuela el 10 de octubre, y Chambas iluminó el cielo norteño con los voladores de que dispusieron, mientras gallos y gavilanes, daban espuela y volaban alto hasta el amanecer.

Parrandas de Chambas: gavilanes y gallos en la porfía

En mayo, el Carnaval de las Flores desfiguró los entornos citadinos con carromatos, catres y frituras de maíz durante el día, y en las noches trató de rememorar sus mejores años, con comparsas y carrozas que siempre son bien recibidas por quienes no quieren dejar morir esta ¿tradición? Quizás el saldo cultural no tuvo tantos dividendos como el comercial, pero ahí vamos.

El verano, sumando esfuerzos y restando aburrimientos se quedó a la mitad, llegando a lugares insospechados sí, mas con algunos escenarios apagados que, en buena lid, fueron imperdonables. Rescato de esos dos meses de asueto la inauguración de las salas de cine 3D en la capital avileña y en Majagua, la presencia del Circo nacional y la buena cara de casi la totalidad de los museos municipales y provinciales, reservorios infinitos de entretenimiento y saber, a los que deberíamos ir más, todos.

Al decir de mi colega José Aurelio Paz, la jornada Teatro sin Fronteras no cumplió el principal cometido de todo empeño escénico: atraer al público con propuestas que le halen los hilos del sentimiento, y me sumo a su S.O.S. en morse y en tinta sobre papel para repensar las propuestas culturales y el ánimo con que nuestros artistas se enfrentan a los procesos de creación.

Mucho tiene que ver con la disposición, o no, de los creadores, el estado actual de algunas instituciones culturales, digamos el Iriondo, que no acaba de salir de su letargo habiéndose invertido en él importantes sumas de dinero. Al paso que va, para cuando aparezca el sistema de climatización o la solución a los problemas que le aquejan, habrá que volverlo a reparar. Por no hablar de la Trapisonda, sede de la compañía Teatro Primero, o del antiguo Cine Nicaragua, donde ensayan casi sin poder los músicos de la Banda Provincial de Conciertos, cuya reconstrucción y regreso a la vida útil están fijados para las calendas griegas.

El año que recién terminó volvió a invitarnos a leer en una Feria que ya no tiene el esplendor de las primeras ediciones, pero a la que no podemos renunciar, so pena de volvernos analfabetos, si es que los libros van perdiendo la partida contra los teléfonos inteligentes. Y en defensa del Patrimonio sonoro se debatió en la Biblioteca Provincial, porque la memoria es, también, el sonido de la gente cuando vive.cepeda980

Entre los regocijos del año estuvo, allá por enero, el Premio Nicolás Guillén de Poesía para José Rolando Rivero; el lauro de la niña Claudia Nerys Águila Díaz en el Concurso Nacional de Tonadas Campesinas; los universitarios-artistas que arrasaron el el festival nacional; el guajiro florenciano Pablo Díaz mereció el Premio Nacional de Cuentería Campesina y Tradicional; y Gilfredo Boán Pina el Memoria Viva, que otorga el Centro Juan Marinello.

Hubo magia en la ciudad cuando cantó Ivette Cepeda

Las Artes Plásticas inauguraron exposiciones de paisajes y arte religioso, además de la siempre esperada Semana de Arte Contemporáneo, un balón de oxígeno para el arte visual avileño, a veces adormilado.
Rápido y sin detalles repaso algunas de las giras nacionales que no nos pasaron “por arriba”, como tantas veces sucede: Habana Clásicos, Steel Band de El Cobre, Coro Madrigalista, todos de excelente calidad, aunque también en todas, se notó la ausencia del aplauso cerrado de un público que nunca fue mayoritario.

Sostener la voz y la vergüenza, a propósito de la bochornosa acogida al Coro Madrigalista

Falta de una promoción eficiente que vaya más allá de anunciar día y hora de la presentación, para ahondar en el contenido y la factura de las propuestas; escasa formación de las audiencias en la apreciación de estas manifestaciones, y casi nulo compromiso de los propios artistas y estudiantes de arte de la provincia, son algunas de las causas de tales desaguisados que muestran nuestro peor rostro.

Sé que se quedan obras, autores y empeños fuera de este recuento. Sé que yo misma no he logrado mantenerme sobre la cuerda floja. En todo caso, lo invito a resumir su año cultural. Pero más importante aún, comprometerse con el que ya comienza.


Guardar

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #2 brmh 10-01-2017 14:27
lo que mas disfrute en CIEGO.
-las actividades en el patio de la UNEAC
- la compañia polichinela
-el espacio en la feria del libro en el archivo de historia
-el MEJOR EVENTO el piña colada ( no es organizado por la direccion de cultura en la PROV )
-la NOVEDAD, el aumento de actividades en el bulevar
* lo PEOR el largooooooo tiempo que lleva el patio de artex CERRADO
*INFAME, que insistan en llamar CARNAVAL a algo que no se sabe que RAYO es
soy de la opinion que se trajo a LIZT ALFONSO , para tratar de borrar el desastre de la programacion cultural y de paso algun CANIBAL CULTURAL apuntarce una PATA ¡increible!14 años sin estar en ciego! nadie le pregunto ¿POR QUE ?
ahh y por fin FRANK FERNANDEZ como tantos que se anuncian y no llegan.

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar
0 #1 brmh 10-01-2017 13:28
TOTAL desconeccion de invasor digital con
- la vida cultural fuera de ciego "ciudad" ¿ que sucede en los restantes municipios ?
-la programacion cultural de los centros nocturnos,bueno de los que quedan
-el producto "cultura" en los hoteles de los cayos
* en ciego no se logra CONFLUIR las distintas instituciones cada quien en su FINCA.
*la PROMOCION es INEFICAZ .

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar