fghj

•El venidero día 15 de enero saldrá al aire el esperado espacio de participación que, según dos de sus realizadores: Vladimir Barberán y Roclan González, será el reflejo de esos jóvenes nuestros que trabajan juntos para salir adelante, para triunfar

Rodaje en exteriores de Bailando en Cuba con la compañía R-evolution, dirigida por Roclan (a la izquierda)

El 15 de enero es la fecha fijada por la Televisión Cubana para comenzar a despertar fuertes pasiones por medio de Bailando en Cuba que, bajo la dirección general de Manolito Ortega, en lo adelante ocupará otros nueve domingos de Cubavisión y Cubavisión Internacional, a partir de las 8:30 p.m.

Se trata de un proyecto que homenajeará a Para bailar, aquel clásico enmarcado en el universo de las competencias entre parejas de baile que lograra conectar en grande a la Isla con lo más auténtico de nuestra creación musical, según dio a conocer Ortega a través de Juventud Rebelde. Lo mismo pretende ahora Bailando en Cuba, cuyas dos primeras ediciones servirán para presentar al jurado y a los televidentes 16 dúos que se «batirán» entre sí para ver cuál llega a la cúspide.

Ya no es noticia que será en el tercer programa cuando rompa la competencia con el inicio de las galas en el teatro Astral. Entonces el jurado empezará a eliminar directamente, lo cual también pasará en el cuarto. "En este último se incorporarán cinco coreógrafos, quienes apadrinarán a dos parejas cada uno. En lo adelante, el jurado enviará a la zona de peligro a diversas parejas, algunas de las cuales podrán ser salvadas por el público", ha informado Manolito.

Pero Bailando en Cuba constituye mucho más que un certamen competitivo. Su empeño primordial radica en convertirse en un verdadero show televisivo. Para conseguirlo, Ortega se ha hecho acompañar, como en Sonando en Cuba, por un team de probados profesionales.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar