Sostener la voz y 1Llega el momento en el que te preguntas hasta cuándo la Maestra tendrá su dedo índice en alto, una señal que mantiene a las 25 voces en una nota sostenida, interminable. Llegas a pensar que es demasiado tiempo, que no hay aire, que se apagará una voz y luego otra y otra. Pero el aire no se extingue y el sonido tampoco.

Más adelante una Yanet Espósito de agudos infinitos, soprano donde las haya, toma de la mano a María Teresa Vera para desandar juntas ese trillo de 20 años en el que al final ya no “importa que te ame, si tú no me quieres ya”.

De pronto asoma Formell con un tumbao cadencioso, dizque de buey cansa'o, y entonces la música popular bailable de siempre, la que reclama bajo y metales pa'gozar, se viste de polifonía y no deja de ser popular ni bailable, sino música entera.

Viaja el Madrigalista entre los clásicos y los contemporáneos, entre el Aleluya, de Randall Thompson, y Un baile muy raro, de Roberto Valera. De repente alguien del exiguo público pide, por favor, repitan esa maravilla que inmortalizó a María Teresa. Y ellos complacen.

Esas fueron las cartas de presentación del Coro Madrigalista en Ciego de Ávila: un alarde de técnica vocal y respiración continua —aprendería unos minutos después que, en realidad, mientras sostienen la nota respiran por turnos, sin que los asombrados espectadores se enteren—.

Y digo alarde y habrá quien piense que no es una bonita palabra, mas si yo supiera cantar de la manera en que lo hace el prestigioso coro santiaguero, y en el auditorio avileño no estuvieran ocupadas ni 10 sillas, tal y como sucedió, también habría optado por regodearme en el talento, aunque fuera breve la presentación.

Apenas seis temas de un repertorio de más de 60 años pudimos disfrutar durante la parada aquí de la gira nacional del Coro Madrigalista, en parte porque se hizo coincidir con el periplo del cuarteto de cuerdas Arkos y en otra porque, una vez más, dejamos mucho qué desear como público.

La propia Maestra Odalys Sánchez, continuadora de un trabajo ininterrumpido al frente del Madrigalista, confesó a Invasor que le desilusionó un poco la escasa acogida, siendo esta la primera vez que su agrupación visita la provincia. No se encontraban entre los asistentes representantes de las instituciones culturales, salvo los del Museo de Artes Decorativas, sede de la velada, y una de Sostener la voz y 2las especialistas de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos.

•Escuche declaraciones del Coro Madrigalista

No estaban los profesores y alumnos que, al día siguiente, recibirían al Coro en la Escuela Vocacional de Arte Ñola Sahíg Saínz. No estaba Corávila en pleno, por cortesía. Casi no había nadie. Y es una pena, una gran pena; por ellos que vieron el rostro menos amable de la ciudad, pero también por los que se perdieron un excelente concierto al que ni las ausencias descritas ni el ruido de la calle o la estrechez de la sala le hicieron mella.

En la segunda parte del concierto se presentó el también santiaguero cuarteto de cuerdas Arkos, que regaló piezas clásicas y contemporáneas, partiendo del primer movimiento de la Serenata Nocturna, de Mozart; pasando por el Cuatro por Tango, de Astor Piazzola; el Violín solitario, de Michael Poel, y terminando con el Canto negro y zapateo, de A. Portela.

Esta es la primera gira nacional de los instrumentistas, según comentó Yasvetty González, directora de Arkos, una agrupación que ya celebra sus 12 años de fundada y a la que le debían el recorrido por el país desde 2014.

El asunto de la falta de público en propuestas de sobrada calidad como las reseñadas ya va siendo padecimiento crónico de Ciego de Ávila, donde, así me parece, mueve más el humor y el “perreo”. Por supuesto queda en tela de juicio, nuevamente, la efectividad de la promoción, máxime si se trató de una presentación en mitad de semana.

De los errores de promoción ya tuvimos una dosis “acerada” el pasado sábado, cuando se cambió de ahora para ahorita la hora y el lugar anunciados para el concierto de Gaspar Esquivel y la Steel Band de El Cobre. Parque Martí a las 3:00 de la tarde, ¿en serio?

Supongo que lo mejor que haya podido pasar es que la gira de la Orquesta Sinfónica de Camagüey, el Maestro Frank Fernández y César López fuera pospuesta para diciembre. Quizá, de aquí a esa fecha, nos dé tiempo para revisar dos o tres engranajes que no están “dando la hora”.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #1 brmh 15-10-2016 16:22
ciego es una "aldea" o como me gusta decir un batey sin ingenio.
estaba CANTADO, hay que formar un PUBLICO, generalmente los artistas no lo son su EGO se lo impide.
el otro dia hablando con gente que sabe del tema, CARLOS MOLA FALCO, me comento mira hace tiempo en la ciudad existio un grupo que se llamaban AMIGOS DE LA MUSICA ( ellos se encargaban de la promocion siempre habia PUBLICO),si mas no recuerdo alguno de ellos trabajaba en radio surco donde existia un programa.
otro dia hable con la musicologa de MUSICAVILA y le dige de la necesidad de un local para el coro y la musica de camara , ¿ sabes lo que me dijo? esto no es la habana aqui no hay agrupaciones para eso.yo le conteste que pinar del rio lo tiene.
sayli, existe un local que pronto se desocupara el tostadero de cafe, es MAGNIFICO para crear alli un centro CULTURAL a lo Kcho o X alfonso es mundialmente habitual utilizar lugares industriales para las artes.
que ENVIDIA con lo de frank fernandez ,aqui en ASTURIAS actuara CHUCHO VALDES, no puedo ir las entradas son demasiado CARAS, ahh hay afiches con anuncios hace mas de tres. meses
por fa no lleven a los estuduantes OBLIGADOS a las actividad del teatro principal es PEOR

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar