Myrta Kaulard Al menos una decena de agencias del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) apoyan, desde octubre pasado, las tareas recuperativas en los territorios cubanos afectados por el paso del huracán Matthew, informaron este sábado fuentes oficiales.

A pocas horas del azote del fenómeno meteorológico, en varios municipios de las orientales provincias de Holguín y Guantánamo, el SNU manifestó su interés de cooperar y trabajar de forma mancomunada con las autoridades de esas regiones, en pos de mejorar la calidad de vida de más de 3000 personas afectadas.

Desde entonces, y hasta la fecha, agencias como el PNUD, PMA, FAO,Unicef, OMS/OPS, entre otras, laboran aquí en cinco esferas fundamentales: vivienda y recuperación temprana, seguridad alimentaria, salud y agua, saneamiento e higiene; según reportes oficiales.

Alimentos, lonas, colchones, potabilizadoras de agua, pastillas de cloro e implementos de cocina, son algunas de las provisiones recibidas, a las que se unen 19 molinos para reciclar escombros, cinco almacenes móviles y otros materiales e instrumentos para la construcción de viviendas.

Entre los programas de mayor impacto está la entrega de arroz, frijol y aceite, durante cuatro meses a los afectados de los municipios de Baracoa, Maisí, Imías, San Antonio del Sur; y otros dos meses a los sectores más vulnerables de esos mismos territorios.

Próximamente se prevé la entrada de materiales escolares, instrumentos y medicinas para instituciones de salud; así como 2000 toneladas más de alimentos, anunció Myrta Kaulard, Coordinadora Residente del SNU en Cuba.

Hasta el momento, ese organismo internacional ha logrado recaudar ocho millones de dólares en ayuda para los damnificados, lo cual representa un 30 por ciento de las necesidades contabilizadas, por eso se siguen haciendo esfuerzos para movilizar más recursos para la población de esos territorios, señaló la funcionaria.

Más de la mitad del dinero utilizado procede del Fondo de Emergencia para casos de desastres, y el resto, puntualizó, proviene de ONGs internacionales, países amigos de Cuba como Japón y Venezuela, y otros como Suiza, Italia y Canadá, gracias a los cuales se pudieron enviar todos esos recursos que han sido bien administrados.

Durante una reciente visita a algunos de las zonas afectadas, Kaulard reconoció la seriedad, organización y agilidad con que respondió el gobierno cubano tras el paso del huracán, y manifestó su satisfacción por los resultados del trabajo conjunto que se desarrolla en esas comunidades.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar