PARTONo hay nada como este título a las 40 semanas, en un salón y con una niña dentro. Ninguna palabra suena tan feliz. Y la gritan y le alargan la última vocal para que suene como es, ¡tremenda!, y la vida se queda sin otro instante donde la felicidad sea proporcional al miedo. Que me perdonen los hombres por el feminismo a ultranza, pero nosotras, las mujeres, comenzamos a ensanchar la brecha de la “superioridad” justo en ese momento: porque parir, hijos de sus madres, es algo de lo que nunca sabrán. Aunque, de forma contradictoria, tampoco lo supieron casi la mitad de las mujeres que este año, en Ciego de Ávila, fueron (o volvieron a ser) madres.

Navidad Auctóctona o Importada 1Llega diciembre y con él la fiesta y el recuento, además de otras costumbres y tradiciones que han venido a instalarse tan a gusto como el puerco asado y la cerveza fría, y en el que el día 24 se ha erguido en el calendario como otra fecha para celebrar.

VenezuelaMi tío Joselillo no aceptó consejos. Cuando conoció que los billetes que circulaban en Cuba se cambiarían optó por ocultar sus ahorros en latas. De este modo, miles de pesos fueron sepultados debajo de la cama. Hace unos años sugerí a su hijo que los donara al Museo municipal.