Entre el arriba y el abajo • Como si no fuera empeño titánico administrar la escasez y determinar a qué planteamientos se les otorga respaldo en el plan rector de la Economía y cuáles van a parar a la “lista de espera”

la vida al derecho y al revésSi ciertos finales no tuvieran la presunción dolorosa que se pavonea en los rostros, no habría que dedicarles estas líneas. Pero sucede que la esperanza de vida en Cuba ha sido, en su lado perverso, el modo de alargarles la tragedia a quienes van por las calles sin destino preciso, y uno termina preguntándose si ese (aun siendo excepción en la regla que recluye a los abuelos, al hogar y los mandados) es el modo en que la familia y la sociedad van a coronarles su existencia.

Y no me abstengo OsvalDifícil para la Embajadora yanqui ante la ONU anunciar este 26 lo que su semblante no respaldaría ante el mundo: la abstención, por vez primera, de su país frente al proyecto de resolución presentado por Cuba en torno a la necesidad de poner fin al bloqueo.