Periodo especial cuba camello 2Sacar cuentas a nivel “micro” de cómo anda la economía, para después lanzar evaluaciones “macros” resulta un hábito, casi congénito, de los cubanos, pesimistas con las matemáticas y con aletargados recuerdos de un Período Especial demasiado largo, que aun no hemos rebasado a pesar de haber creado potencialidades económicas y de actualizarnos en medio de un nuevo contexto.

Al año 2016, en su segundo semestre, se le colgó la terrible etiqueta de “nuevo Período Especial”. No hubo pánico, aunque sí incertidumbre, desasosiego y rumores, “aderezados” con el trabajo de campo de la prensa extranjera y con la certeza de una rebaja en el uso de los portadores energéticos.

En julio, durante la sesión plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, los augurios se confirmaron en voz de Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, claro, los términos del diálogo eran otros: “Los servicios vitales a la población, el equilibrio monetario interno no se vería afectado y no renunciaremos al propósito de continuar restableciendo la credibilidad internacional de nuestra economía. Pueden presentarse afectaciones, pero estamos preparados y en mejores condiciones que entonces para revertirlas.”

Vea aquí discurso completo de Raúl Castro

Cerraron aquellos 12 meses, avanza 2017 y el retroceso inevitable no se dio. De carros parados, producciones sesgadas, y aires acondicionados apagados en oficinas herméticas, diseñadas para su uso, pasamos a cierta normalidad en las cuotas, o al menos, a diseños más eficientes y racionalizadores que han permitido hacer lo necesario, a pesar de las restricciones.

Los picadillos con cáscara de plátano, los bistecs de frazadas de piso, y los desodorantes de bicarbonato son analogías impensadas hoy, aunque las colas en los servi-cupet para llenar los tanques al iniciar el mes devuelvan algunas imágenes incómodas.

Lea otras anécdotas curiosas del Período Especial

Lo sucedido en los años más difíciles, a los que el eufemismo de “especial” —debiera ser bueno— le trastroca los sentidos, fue duro e indescriptible, pero no tiene comparación con el destino de Cuba en la actualidad, abierta a la inversión extranjera, inmersa en un proceso de normalización de las relaciones con Estados Unidos, con ambiciosos horizontes de desarrollo turístico y avanzando en la informatización.

Haber nacido en 1993 me salvó de recordar con nitidez los interminables apagones de 24 horas, los jabones de nata de leche, los zapatos de 2 000 pesos, siendo de los más simples; y la libra de arroz valorada en 50 pesos, en medio de una burbuja de inflación donde muchas veces existía el dinero para adquirir y no los bienes materiales indispensables.

Entonces, les tocó a padres y abuelos ingeniárselas para compartir carencias, trabajar, comer..., en fin, asegurar que vivirían para contarlo.

Sin embargo, sobrevivimos y nos readaptamos, no siempre como quisimos, pero sí como pudimos. La escasez y las limitaciones nos han hechos fuertes y sabios para elegir.

Los cubanos somos luchadores del día a día, sobrevivientes cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) pretendió aislarnos, cuando la zafra de los 10 millones fracasó, cuando todo un muro cayó e, incluso, cuando la izquierda latinoamericana sufre un repliegue. La resistencia nos ha definido desde nuestro origen y, ahora, tampoco habrá excepciones o temores.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

+3 #3 Rafael. 18-04-2017 14:11
Parece que estás un poco desinformada: ya hay escasez de hidrocarburos.
Date una vuelta por las gasolineras y verás que en ninguna de ellas ya no despachan gasolina especial.
Siento mucho tu optimismo compañera, pero yo soy realista. Tiempos más difíciles están por venir y me alegra que en esta ocasión lo puedas constatar.
En realidad, siempre hemos vivido en una especie de periodo especial con unas etapas más acentuadas que otras, y no solo por culpa del bloqueo, sino también por nosotros.
Citar
+3 #2 Graciela Pérez 18-04-2017 13:54
Estimada Ailén, yo considero que siempre hemos vivido en un periodo especial con altos y bajos, no obstante, como bien tu dices, hemos podido sobrevivir porque somos luchadores con una capacidad de adaptación inimaginable compañera.
Citar
+6 #1 edmundo 18-04-2017 12:17
y porque no comentas el por que nada mas que se han implementado el 21% de los lineamientos, eso seria mas objetivo, te lo dice uno que si vivio los apagones.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar