Acopio de pacienciaSi yo, que del campo solo tengo lindos recuerdos, tuviera que dirigir la Empresa Provincial de Acopio en Ciego de Ávila mi primera inversión sería crear un boletín para que la gente se llevara con la manito de plátano un poco de información y dedujera por qué compra, quizás, solo plátano. Acopio de paciencia lo nombraría.

Dentro de las secciones, las Nacionales informarían cuántos camiones están fuera de provincia, que como promedio son 15 y, mientras cargan, salen, descargan, vuelven a cargar y regresan, vienen a estar disponibles, otra vez, al cuarto o quinto día. Ahí pondría la coletilla de que solo unos 60 ruedan diariamente, y que el resto son casi restos, pero “deben incorporarse”.

Complicaría el asunto en el apartado de La última porque, aunque en estos momentos se emitió una excepción que debe concluir en abril, hasta hace muy poco Acopio no podía hacer dejación de combustible y si en Morón, por ejemplo, un camión de Comercio Interior estaba disponible para circular con yuca, debía quedarse donde estaba (el camión y la yuca), porque Acopio no podía transferirle su petróleo y Comercio, cómo justificar combustible con yuca. La ausencia ha tenido, también, causas de papeleo que aún no se descartan.

Lo que no le faltaría a las Habituales sería el parte de la sequía: ahí recordaríamos que solo el 15 por ciento de nuestras plantaciones tienen riego eficiente, que de las 35 000 hectáreas que se plantan, entre el frío y la primavera, hay casi 11 000 a expensas del cielo y que amén de las justificaciones que se cuelan cuando las nubes se desbordan o cuando se esconden, la realidad es incuestionable. Por algún sitio de las habituales, lamentablemente, colgaría los millones del adeudo.

En conjunto a Acopio le deben, en su mayoría, empresas de otras provincias, 31 millones de pesos y llegó a ser mucho más. La soga en algún momento reventó por los productores a los que hoy no se les debe, pero el riesgo sigue latente o ¿qué se le hace a dos rastras de plátano cuando ya está la vianda en las placitas avileñas? ¿Se deja podrir o se manda a Mercados Habana para que lo paguen seis meses después? De ahí pasaría urgente a otro apartado para no enredarme en tratar de explicar la falta de liquidez de una empresa con ventas minoristas, o sea, al cash.

Las insólitas recordarían que desde el año pasado la Resolución 157 del Ministerio de Finanzas y Precios incrementó el margen comercial del 10 al 40 por ciento y Acopio que vendía latas de pasta de tomate a 110.00 pesos las elevó a 140.00, y ya casi no compra ni vende. El 20 por ciento de ese margen va directo a la Oficina Nacional de Administración Tributaria y la otra parte se diluye en circulación y una retahíla de impuestos y gastos; de hecho, por cada peso vendido la entidad solo se queda con cinco centavos.

Pero lo mejor que podría pasarnos a todos es que yo no dirigiera Acopio y me quedara con las ganas de editarles un boletín, sin poder pedirles acopio de paciencia, aunque bien sé que de eso no se vive.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #1 dagobertolm 17-04-2017 13:06
realmente no se a quien criticar si acopio o a la agricultura que no cultiva el sacaroso producto de los verdes penachos.
da pena ir a un mercado de acopio y frutas selectas y cito calle republica esquina calle 3 y el ubicado en el micro C, dias y dias practicamente con berengena y un poco de cebolla, quien explica eso, si quiere comprar buena yuca, malanga, boniato, etc, etc, etc; visite los mercados particulares y cito el del micro C, frente a la bodega del micro, como se puede explicar eso, yo no lo entiendo.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar