Residuales fábrica conservas FlorenciaLa falta de intensa lluvias en Ciego de Ávila va ya de un estado soportable a preocupante, no solo por el agotamiento de los pozos, sino también por hallar los modos de preservar las pocas fuentes que quedan utilizables; cuestión que lleva tanto o más de visión financiera como de urgencia medioambiental.

Florencia padece con mayor rigor las consecuencias de la sequía, pero en la fábrica de conservas de ese territorio los residuales líquidos van por “mal camino”

La provincia, con 10 municipios y unos 426 000 habitantes, registra hoy 108 puntos incluidos en el inventario
nacional de focos contaminantes, realidad que motivó la realización de un recorrido indagatorio.

Por supuesto que la búsqueda de Invasor incluyó a los sitios con las más difíciles condiciones de sequía, como lo es el municipio de Florencia, y otros escenarios que deciden en el cometido de preservar las fuentes hídricas, llámese las ciudades de Ciego de Ávila y Morón.

¿Qué han hecho los centrales azucareros en interés de mitigar esta complicación? ¿Cuál es la contribución, en esa dirección, de la Industria Alimentaria? ¿Cuánto cuesta instalar una planta de tratamiento de residuales?

Apreciaciones acerca del peliagudo asunto, informaciones, fotos, y criterios de expertos, dan cuerpo a un trabajo periodístico sobre el particular a punto de ver la luz en nuestras páginas.

Valoraciones que tampoco obvian el hecho de que la provincia de Ciego de Ávila, aunque pequeña, es parte de la cambiante Naturaleza planetaria, donde los eventos de El Niño y La Niña siguen haciendo de las suyas.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar