FOTOVOLTAICAPocos términos resultan en Cuba, en este tiempo, de uso más frecuente que el de parque fotovoltaico. Urge al país cambiar la matriz energética, del costoso y contaminante petróleo hacia fuentes más limpias.

Muchos se preguntarán qué es ese tipo de parque o, al menos, dónde surgió la invención y desde cuándo se emplea esa energía.

Ramón Acosta Álvarez, especialista de la Delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), en Ciego de Ávila, y presidente de la organizaciónCubasolar en la provincia, apunta que como casi todo aporte de esta índole, para llegar al momento de obtención de la energía solar a gran escala fue preciso un largo camino, en el que cada “parada” contribuía a perfilar las ideas.

Así la secuencia más conocida parte de que el efecto fotovoltaico fue descubierto en 1838 por el joven francés Alexandre Edmond Bequerel. Experimentaba con una pila electrolítica con electrodos de platino, cuando comprobó que la corriente subía en uno de los electrodos al ser este expuesto al Sol.

Mientras en 1873 el ingeniero eléctrico inglés Willoughby Smith  devela el efecto de este tipo de fuente de energía en sólidos, al utilizar el selenio. Y, con posterioridad, en 1877 su coterráneo William Grylls Adams, profesor en la King College de Londres, junto con su alumno Richard Evans Day, crearon la primera célula fotovoltaica de selenio.

Sin embargo, el estudio siguió en andas de un laboratorio a otro, hasta que en 1953 el inventor norteamericano Gerald Pearson halló una aplicación práctica del fenómeno, mientras experimentaba con las aplicaciones en la electrónica del silicio, fabricó casi accidentalmente una célula fotovoltaica basada en este material que resultaba más eficiente que cualquiera hecha de selenio; punto de partida para que otros científicos perfeccionaran el invento hasta fabricar células solares capaces de proporcionar suficiente energía eléctrica, no solo utilizada en la superficie terrestre, también como fuente de las naves que, de manera constante, transitan el espacio cósmico.

• Vea quienes son los países líderes en su uso

En Cuba, recuenta Ramón Acosta, el uso de estos tipos de paneles vino a tomar cierto auge a medianos de la década de 1990, cuando comenzó a ser utilizado sobre todo en los Joven Club de Computación y en las nacientes salas de video, de aquellos lugares montañosos y más apartados, no conectados al Sistema Electroenergético Nacional, de las provincias de Pinar del Río, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus y Granma, donde Fidel asistió a la inauguración de ese servicio en centros educativos, y para la información y el esparcimiento.

Potencia mundial instalada de energía fotovoltaica1

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar