Ortega HEPAÉl se conoce cada rinconcito donde estuvieron situados los primeros equipos, quiénes los echaron a andar. Desde el inicio de la obra constructiva estaba allí, entonces contaba solo 22 años. Ahora, que cumple 54 de inaugurada, vive el goce personal que significa ser el único fundador en activo de la otrora Fábrica de Cepillos e hisopos, industria que hoy es orgullo de los avileños y de la nación cubana.

En la memoria de Oscar Ortega permanecen, imborrables, aquellas visitas del Che

A punto de uno de estos mediodías harto calurosos, conversé con quien comparto la afición por el béisbol, el disfrute de las guitarras sonando en las noches avileñas y la admiración por el comandante guerrillero Ernesto Guevara de la Serna.

Oscar “el yaqui” Ortega Paz es mi interlocutor. A sus 76 años es, literalmente, un archivo viviente. Entre serio y alegre, me dijo: “Todo lo que tú necesitas está aquí”, y al unísono se lleva el dedo índice de su diestra a la cabeza. “Abre la agenda” conminó, como cuando palanqueaba desde detrás del plato para coger in fraganti al rival que pretendía escamotearle la segunda base.

“Los trabajos comenzaron en el ‘61, el Comandante Guevara era entonces el Ministro de Industria, y como parte del desarrollo que comenzaba a operarse en Cuba se había decidido construir aquí una fábrica de cepillos. En el lugar solo había un potrero lleno de malezas. El objetivo era producir cepillos para los centrales azucareros y otras industrias; también comerciales, e hisopos. La materia prima a utilizar era la madera, para la elaboración de los cabos: las fibras de jata y pelos de reses y caballos.

“Fueron planificados y construidos varios talleres: el de carpintería, el destinado al proceso del pelo, y el de encerdado; donde se obtenía el producto terminado, que además albergaba la elaboración de los hisopos. A mediados del ‘62 ya la fábrica estaba prácticamente lista.”

Agrega que el Che, a quien caracterizaba la precisión de cada acto, había indicado el rescate de personas que conocieran la actividad. “Así llegaron, desde la oriental Banes, varios integrantes de la familia Ramallo, expertos en la producción de cepillos e hisopos; quienes echaron raíces en este terruño; también pasaron a la fábrica muchachas que antes vendían productos cosméticos a domicilio y un grupo de jóvenes avileños. El taller de carpintería se trajo desde el municipio de Venezuela, y la tecnología para el encerdado semiautomático vino desde la República Federal Alemana.”

En dos ocasiones el Che visitó la industria. Ortega Paz se mueve inquieto en su sillón. Los instantes vividos hace ya más de medio siglo, vuelven al recuerdo. “Visitó la fábrica por vez primera el 30 de diciembre de 1962. Era de noche. Lo recibió Manuel García Vicente (Manolo), quien era el económico. Los alemanes trabajaban en las pruebas de los equipos. El Ministro recorrió los distintos talleres. Solo estaba trabajando en ese momento el de encerdado, donde se hacían pruebas de la producción. Él quedó complacido.”

Toma un segundo aire. Tal parece que organiza los recuerdos para que no le falle el más mínimo detalle: “La segunda visita fue el 13 de febrero de 1963. Serían aproximadamente la 1:30 o las 2:00 pm. Se apareció sin aviso previo. Al rebasar la entrada principal, a manera de saludo, expresó: ‘¡Gente, qué dice la gente!’ Todo el mundo se sorprendió al reconocerlo, era en esos momentos Ministro de Industria del Gobierno Revolucionario y venía acompañado de varios de sus colaboradores.

“Al pasar al interior de la planta –recuerda Ortega– ve que en esos momentos se estaba celebrando una reunión en la oficina de Personal. Tal parece que la hora le pareció inapropiada, pues de inmediato soltó la siguiente expresión: “Aquí se respira un ambiente de holgazanería”. Por supuesto que se le explicó el motivo de la junta. Más adelante, en el taller de encerdado, revisó las producciones que se hacían. Tras concluir, reunió a los obreros a la orilla del almacén de la producción terminada, donde yo trabajaba, y habló brevemente.

“A la distancia de los años transcurridos, recuerdo que él apreció la calidad del montaje tecnológico y afirmó que la fábrica estaba lista para seguir produciendo. Así, de esa forma tan sencilla, como era característico en él, quedó inaugurada la empresa.”

A partir de ese instante, la entidad inició un proceso de desarrollo que no ha parado. Años después los cabos de madera y las fibras de jata y de pelo animal pasaron a ser solo un buen recuerdo de la etapa inicial. El equipamiento fue cambiado por otro más avanzado, la producción fue diversificada con el incremento de varias líneas, todas a partir del plástico; cepillos de varios tipos, escobas, cubos de diferentes capacidades, diversos modelos de palanganas, una gama de vasos y otros recipientes; hasta rebasar los más de 50 tipos de productos para la industria y el hogar.

Vale apuntar que la Empresa CEPIL, nombre actual, es la única del país que está dotada de una línea con tecnología de avanzada para la producción millonaria de cepillos dentales, tanto para adultos como para niños.

Oscarito ha transitado por diferentes departamentos y responsabilidades; en la actualidad se desempeña como comprador. No puedo obviar que fue un destacado pelotero, deporte en el que se mantuvo durante dos décadas, siempre como cátcher. Integró equipos representativos de la provincia y selecciones nacionales.

“Este centro es como mi segunda casa. Contribuyó en mi formación. Y para mí, esta empresa es la más linda del país. Conocer al Che fue algo extraordinario que me marcó para toda la vida, sobre todo el ejemplo que legó a la mía y a las nuevas generaciones; aquí, se mantiene vivo en el colectivo, –lleva una década en perfeccionamiento empresarial– con énfasis en los resultados de la producción, su calidad y observación de las normas que la rigen; la rentabilidad, el ahorro, el cuidado del equipamiento y de la propiedad social. Sin duda, el Che está entre nosotros”.

Fábrica de CepilloNDM 7De la otrora fábrica a la actual CEPIL, el avance tecnológico resulta palpable

Fábrica de CepilloNDM 8

Fábrica de CepilloNDM 10

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #4 Oscar Ortega Paz 21-02-2017 21:43
A todos aquellos que han dado muestras de cariño y recuerdo a mi persona, mi agradecimiento. En especial a Hector Paz por el reportaje realizado.
Citar
0 #3 Ernesto René Salcedo 13-02-2017 18:42
Un trabajo periodístico sencillo y profundo , donde se refleja a un trabajador honesto a capa y espada , Oscar Ortega , más conocido como el Yaqui , ejemplo de pelotero humilde y respetuoso que estas presentes y futuras generaciones deben aprender de él ..Indudablement e el espíritud de identidad del Yaqui por su centro laboral , abre un camino más para los que tienen su encargo el social actual ,,,,de cuidar a aquellos obreros -as que se mantienen firmes en su labor a pesar de contar con sus años ,,,pero continúan aportando su experiencia y su ejemplo vivo en el día a día .
Hector excelente trabajo digno de un periodísta revolucionario cubano y de verbo real .
Un saludo al Yaqui , vecino ,tutor y amigo de la vida ., al cual cariñosamente lo nombro mi tío , como expresión de respeto a su ejemplo de hombre, padre y amigo .
Desde Ecuador .
Prof Salcedo .
Citar
0 #2 brmh 13-02-2017 17:33
segun cuenta el CHE, en su recoorido por los paises socialistas haciendo convenios economicos la RDA fue el que menor credito dio y el que cobraba mayor interes monetario para CUBITA la BELLA y en todos los casos decian que era sin ningun interes politico.
cuando se firmo con CHINA, estos se negaron a cobrar un interes monetario pero en cambio hicieron reflejar en el documento que si habia un interes POLITICO pues nuestrp pais estaba combatiendo al imperialismo yanki.

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar
0 #1 brmh 13-02-2017 14:21
concho, HECTOR, gracias por este articulo y la foto, mira que he oido hablar de este hombre el YAQUI ORTEGA.
justo ayer conversando con unos conocidos sobre CUBITA la BELLA, al sacar de mi mochila una guia turistica les llamo la atencion mi SEPILLO DENTAL les explique que se fabricaban en mi CIUDAD y que la fabrica fue INAUGURADA por el CHE.
me salta la curiociad , que parte del equipamiento fuera de la alemania federal.

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar