brakosochetanie S ildoiEl 9 de febrero de 1959 ocurrió un hecho de extraordinaria sensibilidad humana y política, con un solo antecedente en la historia de Cuba hasta ese momento: el otorgamiento de la ciudadanía a una persona no nacida en la Mayor de las Antillas.

Ser ciudadano o ciudadana significa, fundamentalmente, poseer un sentimiento de pertenencia a una comunidad política y obtener un reconocimiento de esa comunidad a la que se pertenece, es decir, tener desarrollado el sentido de identidad y pertenencia en el lugar donde se interactúa socialmente, en el medio donde se desenvuelven los individuos con responsabilidad, derechos y obligaciones.

Che GuevaraNo hay una única vía para convertirse en ciudadano. Adquirir una conciencia de origen se relaciona directamente con la politización del individuo. El propio proceso que implica salir a la esfera pública, de sentirse con derecho a estar en la misma, forma parte del proceso de construcción de una dimensión de la nacionalidad.

El 7 de febrero del mencionado 1959, el Gobierno Revolucionario de Cuba aprobó la Ley Fundamental de la República, en cuyo artículo 12, relativo a la ciudadanía, en el inciso e, se consigna lo siguiente: “Serían cubanos por nacimiento los extranjeros que hubieran servido a la lucha contra la tiranía batistiana derrocada el 31 de diciembre de 1958 en las filas del Ejército Rebelde por dos años o más y hubieran ostentado el grado de Comandante durante un año por lo menos, siempre que acrediten esas condiciones en la forma que la ley disponga.”

¿Qué extranjero reunía en aquellos momentos los señalados requisitos por su actuar en favor de Cuba? ¿Quién, por su incondicional entrega a la lucha emancipadora, acaparaba la admiración, el respeto y el cariño de sus compañeros de armas y del pueblo, y podía otorgársele tan alto mérito, en correspondencia con la grandeza de su sacrificio?

Aquel extranjero era un argentino, Ernesto Guevara de la Serna, a quien el cubano Antonio Ñico López bautizara cariñosamente en Guatemala como Che, apelativo que en gaucho significa mío.

El 9 de febrero de 1959 “el Comandante de la boina negra” fue reconocido como ciudadano cubano por nacimiento. Por segunda vez la Patria de José Martí asumía como hijo propio a una persona que nacida en otras tierras la sirvió en su largo batallar por conquistar la soberanía y la libertad plenas. La primera correspondió a un dominicano: el Generalísimo Máximo Gómez Báez, figura excelsa y Jefe del Ejército Libertador.

Ambos reconocimientos prueban el eterno agradecimiento del pueblo cubano a dos grandes de Nuestra América, símbolos imperecederos y paradigmas del internacionalismo consecuente: uno como iniciador y el otro como émulo continuador.

foto6

Che Guevara

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

-1 #1 brmh 08-02-2017 14:30
ayer lei una entrevista a una de las hijas del CHE publicada en el periodico mas importante de asturias la nueva españa (muy de derecha ), aleida se encuentra invitada en canarias donde se efectua el festival de cine documental de guia de isora en tenerife.
contaba que su madre ALEIDA MARCH, habia escrito un libro sobre el CHE , ojala lo tengamos pronto en la librerias.

barbaro ricardo martinez hortelano
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar