che guevara por elliott erwitt1235t90Mario Terán fue solo quien llegó al aulita de La Higuera y sobre la 1:00 de la tarde disparó su primera ráfaga. Antes había esquivado la mirada, había temblado, se había replegado. Luego “recobré el ánimo y disparé la segunda ráfaga, que lo alcanzó en un brazo, en un hombro y en el corazón (...)” dejaría por escrito a sus superiores.

• Día inolvidable junto al Che

• Asesinato del Che y sus compañeros, crímenes sin castigo

• Che viene de todas partes (+Fotos) (+Videos)

Fue ese mismo Mario el que registró sus credenciales para acceder a bonos de beneficio que el presidente Evo Morales instauraría para los ancianos. El hombre que oftalmólogos cubanos en Santa Cruz, Bolivia, operarían de catarata hace nueve años. Gratis, por supuesto. Y fue también el que, todavía en 2014, vacilaba en entrevistas, escudado en peros absurdos que no saben absolverlo del crimen. No pueden, imagino.

Hay otros nombres y otras manos, pero todos y todas pasan por las suyas. Él, halando el gatillo, parpadeando quizás. El Che con su mirada fija; incluso cuando lo tendieron en la lavandería y dudaban si decapitarlo o cortarle las manos; las manos que llegarían a la Cuba del '70, como presagio de lo que vendría, finalmente, en el '97.

Se perdió la pipa, le quitaron su Rolex, rescataron su Diario, su mascarilla... Él permaneció sin nada, solo un pantalón raído con un cinturón acomodado, mientras los matones (en plural) exhibían la prueba de lo que parecía un triunfo.

Dicen que el 11, sobre las 2:00 de la madrugada comenzaron a echarle tierra en un valle grande porque no querían volverlo a ver. Infelices...

Desde el 9 de octubre, justo cuando Mario disparaba la primera de sus ráfagas —y era él quien se moría de miedo— dejaba al Che sin asesinos, hecho santo en La Higuera, símbolo en el mundo. Mario se jubiló como suboficial mayor, no encuentro reportes de que la tierra se lo haya tragado, aún. Y del Che, ya sabemos, mañana hace 49 años que lo dejaron vivo.

Guardar

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar