Torre de Hércules La Coruña España• En La Coruña, España, está localizada la llamada Torre de Hércules. Les digo que está considerada como el faro más antiguo aún en activo. Su altura es de unos 185 pies y fue edificada por el emperador Trajano entre los años 98 y 117 de Nuestra era.

• “Yo solo soy la sombra de tu ausencia, una oscura mitad que se acostumbra”, sentenció el poeta cubano Emilio Ballagas (1908–1954), quien cultivó la poesía negrista. Especialistas en el tema catalogan sus composiciones como sensuales, dramáticas, dinámicas, escritas en un lenguaje propio. Sobresalen, entre otras, las tituladas Júbilo y fuga, Cuadernos de poesía negra y Sabor eterno.

• Dos vitales aportes a la humanidad se deben al ingenio creador del inventor inglés Edward Cartwright (1743–1827); la construcción de un telar mecánico y de una máquina para cardar la lana.

• Cuando usted escuche decir: se armó una tremolina, no dude ni un instante de que está en presencia de la agitación ruidosa del aire. Pero en sentido figurado y familiar, se están refiriendo a lo relacionado con manifestaciones de bulla, alegría, algazara, o de un gran jaleo. Sí, también, puede ser sinónimo de escándalo.

• Seguro que alguna que otra vez ha oído mencionar al Monstruo de Gila. Si no es así, le explico que se trata de una de las dos especies de lagartos que utilizan veneno para matar a sus víctimas. Pero no se asuste: la dieta de estos letales cazadores está compuesta por ratones, serpientes y otras alimañas.

• En época tan lejana ya como el 1786, las huestes lideradas por Napoleón Bonaparte, a la sazón alojadas en la capilla de Santa María de la Gracia, en Milán, donde se encontraba el famoso cuadro La última cena, de Leonardo Da Vinci, utilizaron esa obra maestra del arte pictórico para practicar el tiro al blanco.

• Sepa, amigo lector, que el denominativo de cuáqueros identifica a los componentes de una secta religiosa que nació en el siglo XVII, y que en sus orígenes estuvo muy difundida, fundamentalmente, por los territorios de Inglaterra y los Estados Unidos.

Añada a sus conocimientos que a sus integrantes también se les conoció como tembladores, y que su jerarquía no admitía ninguna de carácter eclesiástico.

Hay que agregar que esta congregación se distinguió, sobre todo, por la pureza de sus costumbres, integridad y filantropía.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar